Berenjenas rellenas con nueces

2 docenas de berenjenitas (lo más pequeñas posible)
2 a 3 tazas de nueces molidas
3 cabezas de ajo machacados (esto varia segun el gusto)
2 cucharadas de sal – aceite

Mezclar bien las nueces con el ajo. Lavar las berenjenas, cortarles los casquetes; ponerlas en agua hirviendo con sal, de modo que queden cubiertas. Cocinarlas entre 10 a 12 minutos, hasta que estén levemente blandas, estilar y enfriar. Hacer un tajito de uno a 2 cms. a lo largo en cada una de la berenjenas. Ponerlas con el tajo hacia abajo en un colador a escurrir toda la noche. Al día siguiente rellenarlas con una o más, cucharaditas de pasta de nueces, presionando dentro de las berenjenas. Arreglarlas en frascos esterelizados ordenadamente de modo que queden apretaditas una contra las otras. Poner un plato en la boca del frasco y darlo vuelta para que drenen durante la noche. Al día siguiente llenar los frascos con aceite, asegurándose que las berenjenas queden totalmente cubiertas. Tapar y mandar a la heladera. Estarán listas en 2 semanas, pero es recomendable comerlas dentro de los 15 días próximos a su maceración o un poquito antes antes. Sirven como entrada y como aperitivo, en este caso cortadas en rodajas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*