Budín de leche condensada de una noche de domingo

Todos sabemos que los domingos son muy lindos cuando comienzan pero a medida que se acerca la noche viene ese sentido de tristeza porque el fin de semana se acaba y se acerca el lunes, ese dia que inagura la semana laboral.
En mi caso odio las tardecitas de domingo por esa sensación de que ya falta poco para el lunes.
La cocina para mi es un cable a tierra, una manera de despejar mi cabeza de malos pensamientos y de fantasmas, por eso este domingo pense en hacer algo rico para llevar el lunes a mi trabajo y empezar la semana de una manera distinta.

120 gr. de harina con levadura
4 huevos
395 gr. de leche condensada (una lata pequeña)
50 gr de manteca

Derretir la manteca y dejar enfriar

En un bowl poner la leche condensada a la que le iremos añadiendo los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición, a continuación agregamos la manteca y batimos nuevamente hasta conseguir que la manteca se integre perfectamente, después añadimos la harina y procedemos del mismo modo, batimos bien hasta que no nos queden grumos.

Engrasar un molde para budín o utilizar uno de silicona (que no precisa ser engrasado)
Precalentar el horno a  185º y poner nuestro molde de budín, hornear durante 30 minutos o hasta que al pinchar con una aguja  salga limpia.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*