Crêpes al gruyere con champiñones y verdeo

Son ideales para un almuerzo informal, disfrutar con amigos, un buen vino y simplemente pasarla bien.

150 g de Gruyère rallado
1,5 dl de leche
2 dl de agua
150 g de harina
3 huevos
Aceite de oliva
Sal

Relleno
2 manojos de cebollas de verdeo
500 g de champiñones
1 pimiento
200 g de tomates cherry
2 cs de aceite de oliva
Sal

Mezclar la leche y el agua e incorporar la harina sin dejar de remover, hasta obtener una pasta lisa. Batir los huevos, incorporarlos a la masa junto con el Gruyère y añadir un poco de sal. Dejar reposar 30 minutos. Cortar las cebollas de verdeo en rodajas finas. Laminar los champiñones, cortar los pimientos a lo largo, quitarles las semillas y cortarlos en tiras finas. Partir los tomates cherry en mitades. Asar las cebollas de verdeo, los champiñones y los pimientos en aceite caliente removiendo constantemente durante 5 minutos.

Añadir los cherry, dejar un par de minutos más, salar y conservar en caliente. Antes de proceder al relleno añadiremos las rodajas de cebolla de verdeo. Calentar una sartén antiadherente con un poco de aceite y hacer las 4 crêpes a fuego medio. Una vez listas, repartir el relleno sobre cada crêpe y doblar o enrollar.

Les dejo una frase que puso un amigo, creo que este plato representa el espíritu de dicho pensamiento.

Disfrute. Para aumentar la alegría hay que aumentar el disfrute de las cosas buenas: hacer la lista y valorarlas. Entre otras, el placer de compartir la vida con las personas que nos rodean, la posibilidad de hacer más felices a los que queremos, la práctica de dar valor a las cosas pequeñas y sencillas que están al alcance de nuestra mano. Aprender a gozar de lo simple!.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*