Experiencia TasteBA Junio 2012

No me gusta ser criticón, pero esta vez no puedo mantenerme al margen.
Cuando recibí la invitacion por parte de Guía Oleo por ser parte de sus Oleo Cream me ilusioné.
Que Guía Oleo este involucrada en el evento es garantía de una buena experiencia, como lo fue la fiesta del año pasado, y las experincias como embajador de Viniterra y sus vinos Omnium.
Me registre apenas recibí la invitación, incluso les envie un mail de confirmación, no quería quedarme afuera. Como la invitación era para dos, busque entre mis contactos que persona podría disfrutar como yo de un evento de dichas características.
La cita el jueves 21 de junio en Recoleta.
Arregle con una compañera de trabajo, y nos encontramos en el lugar del evento. El lugar desbordaba de gente, las puertas no se abrieron puntualmente (dato menor) pero la gente se empezo a poner nerviosa (un dato importante a tener en cuenta, ya que parecían que estaba  a la espera de la entrada de un boliche y no de un evento gastronómico).
La presión de la masa de gente hizo que las puerta cedieran y que empezaran a entrar sin ningún tipo de control, y asi entre empujones y llevados por una marea humana llegamos adentro del salón, donde ni chequearon si estabamos en la lista y nos entregaron un talonario de cupones, una lista de “expositores” a los cuales durante el evento tendríamos el placer de degustar y calificar.
El método me parecio bueno, pero volvemos a caer en una mala organización o quizas una organización desbordada.
Poder llegar al primer stand que ofrecía sushi fue otra aventura, la gente se peleaba por degustar una misera pieza como si fuesen trogloditas famélicos.
Despues de recibir empujones y sin poder retroceder pudimos probar el tan ansiado roll, bueno, nada del otro mundo, luego vendria el periplo de pasar al siguiente stand, al parecer la masa de trogloditas no entendia que una vez que probas tenes que volver en sentido contrario y si no te dejan pasar se arma un embotellamiento digno de cualquier calle del centro porteño en hora pico.
Misma situación se debió pasar en los stand siguientes, la gente parecía que no hubiese comido en años y obviamente no  se podia “degustar” las opciones servidas.
Dentro de lo que pudimos probar, las rodajas de Platano con Guacamole una delicia de Caracas, lo mismo que los ceviches de Bardot (nueva cocina peruana) tanto el de piña y salmón como el tradicional (este último se lleva todos mis aplausos), Tambien los helados de La negra Chocolá y Vanshelato, y un pollo al curry de Thai Su, un poco picante para mi gusto (y eso que no le temo al picor) que hubiese sido bueno que avisarán, tambien probamos unas alitas de pollo con distintas salsa, pero nunca pudimos ver el nombre, asi que no lo calificamos.
En otros stands era imposible acercarse, por la cantidad de “personas” y otros tantos porque se habían quedado sin que ofrecer apenas pasadas las 21 hs, vale aclarar que esto tambien recae sobre la organización del evento ya que la hora de fin estaba pautada para las 23 hs, y ver las mesas vacias, sin ni siquiera un mantel dan una imagen mas que desprolija.

En fin una experiencia que no fue la deseada, por haber sido tratado como ganado, a mi edad no me gusta que la gente me prepotee para poder llegar a una pieza de sushi, ni que me empuje para poder entrar a un evento.

Más alla de esto agradezco a Guia Oleo la invitación, y espero que mi crítica sea tomada como constructiva y a tener en cuenta para próximos eventos similares.

Para más informacion: Taste Bs As

Nota: Una lástima es que Taste Bs As, no tome las criticas negativas en cuenta y las borre, dejando solo aquellas que hablan bien.
De los errores se aprende, si de verdad se quiere aprender.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*