Galletitas Espiral de chocolate y vainilla

Masa de Vainilla:
1 cucharadita de extracto de vainilla
3/4 de taza + 2 cucharadas de manteca cortada en cubos
1 taza + 1 ½ cucharada de azúcar en polvo
4 yemas de huevo
Ralladura de ½ naranja
Pizca de polvo de hornear
Pizca de sal
2 tazas de harina

Masa de Chocolate:
3/4 de taza + 2 cucharadas de manteca cortada en cubos
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza + 1 ½ cucharada de azúcar en polvo
4 yemas de huevo
Ralladura de ½ naranja
Pizca de polvo de hornear
Pizca de sal
1 2/3 de taza de harina
1/2 taza de cacao en polvo

Masa de Vainilla:
Colocar la vainilla, manteca, azúcar, yemas de huevo y ralladura de naranja en el tazón de la batidora. Batir a velocidad lenta hasta mezclar los ingredientes, 1 a 2 minutos.

Mezclar el polvo de hornear, sal y harina y agregar a la manteca de golpe. Batir a velocidad lenta por 1 minuto o hasta que ya esté unido. No batir más de lo indicado porque la masa se pondrá dura. Retirar la masa del tazón y extenderla sobre un film plástico hasta formar un rectángulo de 18 x 8 cm (4 x 9 pulgadas). Envolver en plástico y llevarla a la heladera mínimo 1 hora. Se puede dejar en la heladera hasta el día siguiente.

Masa de Chocolate:
Para hacer la masa de chocolate, mezclar el cacao con la harina y agregársela a la mezcla de la manteca. Proceder de la misma manera. enfriar 1 hora

Retirar las dos masas del refrigerador y dejar reposar 5 minutos. Enharinar ambos lados de las masas y estirar hasta formar rectángulos de 12 x 14 cm (6 x 7 pulgadas) con 3 mm (1/8 de pulgada) de espesor.

Colocar una encima de la otra y estirar hasta formar un rectángulo de 40 x 16 cm (8 x 20 pulgadas).

Pincelar la masa con agua (para que ayude a pegar). Enrollar la masa, formando un cilindro y llevarlo al congelador por dos horas para facilitar el corte. Cortarlo luego en tajadas de 1 cm (1/2 pulgada). Colocar las galletas en una placa de horno, previamente forrada con papel manteca, con 2 cm (3/4 de pulgada) de separación. Llevar al horno precalentado a 200°C durante 15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas. Retirar las galletas del horno y enfriar en una rejilla.

Una vez frías guardarlas en un recipiente hermético.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*