Limones en conserva


8-12 limones pequeños de piel fina
315 g de sal gema
500 ml de jugo de limón (8-10 limones)
3/4 cucharadita de pimienta negra en grano
1 hoja de laurel
1 cucharada de aceite de oliva

Cepille los limones debajo de la canilla con agua tibia y un cepillo suave para eliminar la capa de cera de la piel. Cuarteélos pero manténgalos unidos por la base del tallo. Quite con cuidado las pepitas e inserte una cucharada de sal gema entre los cortes de cada limón. Vuelva a cerrar los limones y póngalos dentro de un frasco de 2 litros sin dejar mucho espacio libre entre ellos. Cierre el frasco con una tapa hermética.
Dependiendo del tamaño de los limones, puede que no necesite los 12. Es suficiente con que llenen el frasco.)
Añada 250 mi de jugo de limón, el resto de la sal, los granos de pimienta y el laurel. Llene el frasco con el resto del jugo. Selle y agite para que se mezclen los ingredientes. Consérvelo en un lugar fresco y oscuro 6 semanas, poniéndolo boca abajo o boca arriba cada semana. (Si el clima es caluroso, guárdelo en la heladera.) Al principio, el líquido será turbio pero a partir de la cuarta semana se volverá transparente.
Para comprobar si los limones se conservan bien, corte el centro de uno de ellos. Si la membrana que recubre la parte interior de la piel aún está blanca, los limones no están listos. Vuelva a sellar el frasco y espere otra semana antes de repetir la prueba.
Una vez que los limones estén bien conservados, cubra el líquido con una capa de aceite de oliva.
Llene con aceite cada vez que saque algún limón


FedeC

About FedeC

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant. Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia. También escribo para Con la Panza llena, La gastronomie, Auto en miniatura y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*