Mi proveedor de cosas ricas

Me debía el escribir sobre el, mi proveedor de cosas ricas, lo conocí por un grupo de Buena Morfa, y por lo que vi no soy el único que requiere de sus servicios a la hora de provisionarse de “cosas ricas”.
Todos lo conocen como Pitu, o Pitu quesos, pero tras ese nombre se esconde una persona muy responsable y conocedor de lo que ofrece y vende.
Y sabiendo esto,  fue a él a quien fui a ver cuando estaba teniendo ganas de volver a comer una Sobrasada, como aquellas que comí hace tantos años en España, como aquellas que años despues y participando de unas actividades en una mutual Catalana volvia probar.
sobrasada2La Sobrasada, junto a otras cosas son las que me hacen traer buenos recuerdos, recuerdos que mezclan la cocina con vivencias.
El tema se resolvio rápido, contacte a Pitu, arreglamos donde pasar a buscarla y aprovechando un viaje que el hacia hacia Capital, antes que me pudiera dar cuenta ya tenía en mi poder mi tan ansiada sobrasada, increible, impresionante, de un kilo.
Probarla fue un viaje a mil recuerdos, fue volver a vivirlos.

No me quedaban más que palabras de agradecimiento a Pitu.
Gracias por volverme hacer sentir, a recordar, y a empezar a crear nuevas experiencias.
Pero se que Pitu no son solo Sobrasadas, también me han dicho que las Burratas son increibles, que los quesos brie también, lo mismo que el jamón de westafalia.
Se que pronto lo volveré a llamar, para que me traiga más cosas ricas, más recuerdos, más vivencias nuevas para empezar a contar.

Si quieren contactar a Pitu:
Pitu Quesos

Bonus:

Empanadas de sobrasada y calabaza

500 gr. de calabaza.
1 papa mediana.
sobrasada mallorquina.
tapas de empanadas.
miel
pimienta.

Poner en una cacerola a cocer la calabaza y la papa troceada con 1 vaso de agua.
Dejar cocinar hasta que el agua haya desaparecido y procesar para obtener una crema bastante densa.
Añadir al puré de calabaza la pimienta molida, 1 cucharada de miel y dejar templar.
Hacer las empanadas con una buena cucharada de puré de calabaza y un trozo de sobrasada.  pincelar con una pizca de aceite (opcional)
Introducir en horno a 180ºC,  hasta que empiezan a dorarse.
Servir tibias

Visto en: Con la panza llena

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*