Ñoquis de rúcula

1l. de agua
600 g de harina
120 g de manteca
3 huevos
1 atado de rúcula

Procesar las hojas de rúcula previamente lavadas con ½ taza de agua caliente.
Calentar el agua hasta que rompa el hervor y apagar el fuego. Salpimentar.
Agregar la manteca en cubos, la rúcula y la harina.
Trabajar con cuchara de madera por 2 minutos.
Con la preparación en caliente, agregar los huevos de a uno. Revolver hasta que la preparación se separe de los bordes de la cacerola.
Retirar, dejar entibiar y colocar la mezcla en una manga.
Calentar agua en una cacerola y, cuando rompa el hervor, mantener a fuego bajo. Presionar la manga sobre ésta y cortar la masa en trozos no muy grandes con la ayuda de un cuchillo. Cocinar hasta que suban a la superficie y retirar con una espumadera.

Servir con salsa de tomate.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*