Revuelto de Champiñones y Queso

4 huevos
100g de queso
200 g de champiñones
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Perejil

Cortar el queso en trozos.

Limpiar los champiñones, cortarles el tronco y lavarlos con agua. Una vez limpios, cortarlos en trozos pequeños.
Picar el ajo.
En una sartén con un poco de aceite de oliva, echar los champiñones y el ajo hasta que se pongan dorados. Reservar la mezcla para más tarde.

En un bol, cascar los huevos sin batir y echar una cucharada de aceite de oliva un poco de sal y pimienta. Después echar los huevos en una sartén con un poco de aceite y moverlos constantemente con una cuchara de madera para evitar que se peguen. Cuando los huevos empiecen a coger consistencia, bajar el fuego y mezclar delicadamente con los champiñones, el ajo, el queso cortado en trozos y un poco de perejil cortado.

Dejar todo en el fuego durante unos segundos para que el queso se caliente y servir sobre pan tostado.