Tortuguita a la cacerola

1 kg de tortuguita
200 grs Panceta ahumada cortada en 2 trozos
Zanahorias
2 dientes
2 cucharadas Perejil picado
1 lata de arvejas
1/2 litro Vino blanco seco
Caldo de verduras, cantidad necesaria
1 cucharada Fécula de maiz (maicena), 1 cucharada
Leche o agua, un poco menos que media taza
Sal y pimienta a gusto

Quitar toda la grasa que pueda tener la carne.
Pelar y cortar la zanahorias en bastones lo más largos posible.
Pelar los dientes de ajo, cortar al medio, retirar los brotes centrales si los tuvieran y picar finamente.
Retirar el cuero de la panceta.
Si se está trabajando con un corte que no es alargado como la punta de paleta cortarlo de manera tal que queden dos trozos alargados.
Con una cuchilla filosa hacer un corte que atraviese toda la carne a lo largo.
Introducir dentro del orificio el ajo y el perejil, las zanahorias y la panceta.
Atar la carne firmemente alrededor, para que mantenga la forma, con un hilo de algodón, como si fuera un matambre.
Llevar una cacerola al fuego, cuando esté caliente incorporar el aceite y luego la carne, bajar un poco el fuego y rotar la carne de manera tal que se dore en toda su superficie.
Incorporar el vino y dejar cocinar a fuego entre suave y moderado al menos 2 horas, girando la carne de vez en cuando.
Ir agregando caldo si fuera necesario.
Cuando la carne esté muy tierna agregar las arvejas.
Disolver la maicena (fécula de maíz) en la leche o agua fría.
Agregar la maicena a la salsa y revolver mientras hierve un par de minutos, si no se obtuvo la consistencia deseada agregar un poco más de maicena, siempre disuelta previamente en un líquido en frío.
Salpimentar, retirar los hilos de la carne, cortar en rodajas, servir y cubrir con la salsa.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*