Una comida entre amigos

Me gusta reunir amigos en casa, amigos de toda la vida, amigos que conocí en otros trabajos, o en el actual, y cocinar para ellos. Esmerarme en la semana, pensar, diseñar y realizar un menú acorde a la ocasión. Me paso los días previos pensando en que voy a hacer, y luego me dedico a la compra de los ingredientes y a realizar con lo que los voy a acoger.
la excusa es siempre reunirnos, pasar un buen momento, reírnos siempre con las mismas anécdotas, aquellas que las hemos contado una y otra vez, y siempre se mantienen casi inalterables.
Todo esto acompañado de buena comida y buena bebida.
Para el menú decidí hacer unas hamburguesas caseras de cerdo y vaca a la parrilla, acompañadas de una milhojas de papas a la crema y queso sardo y de postre una crema de coco con láminas de frutillas, y una yapa, un crumble de frutillas (por si nos habíamos quedado con hambre).
Y para acompañar, un DV Catena malbec 2007, un lujo.
Para terminar, cuando ya no se podía más (el crumble quedara para otro día) una copa de mi vodka polaca preferida, la siempre bien amada Sobiesky.
Como para terminar una buena comida y como excusa ideal para una buena sobremesa.
Luego de habernos divertido, y ya despidiendonos que la promesa de una nueva comida futura, con un nuevo menú, con las mismas anécdotas y con buena bebida.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*