Viernes a la noche en L’ecole


L’ ecole es un restaurant que conocí hace muchos años, anteriormente tenia un localcito sobre la calle Pacheco de Melo bajo la escuela de Cocina del Instituto Superior Mariano Moreno (ISMM) y se comía muy bien.
Luego con los años decidieron mudarse a la calle Junin, a un local más grande.
La atencion siempre no fue de la mejor, buena voluntad que a veces no alcanza, pero se respeta esto casi siempre, uno entiende que las mozas están haciendo sus primeros pasos en el ambiente.
Asi que conociendo donde iba fui el viernes 22 de octubre a comer a la noche, previa reserva 1 día antes porque se que se llena y no queria terminar en una mesa cercana de la puerta o en el patio para el sector fumador.
Tienen un menú variados con varias opciones, 1 plato y bebida, 2 platos y bebida o 3 platos y bebida(todos con precios más que aceptables) Tienen menú de dia y de noche, siendo más amplio el nocturno.
Habia reservado para 4, porque siempre alguien se adjunta, y preferia reservar de más y no despues estar apiñados en una mesita para 2.
Llegamos puntualmente, odio llegar tarde a cualquier lado y más si tengo reserva, nos ubicaron en una mesa para 4 y cuando ya estabamos por ordenar, le informe a la moza que solo seriamos 2.

El comentario de la moza me descoloco, me dijo que tenia que mudarnos de mesa porque estaban sobresaturados de reservas, dandome como unica opcion posible la mesa justo enfrente de la puerta.
Me molesto bastante, no es mi culpa que se sobresaturen de reservas, a parte yo habia llamado un jueves a las 18 hs, y creo que debia ser una de las primeras reservas, solicite ser cambiado a otra mesa y me dijo con un aire sobrador “esas mesas estan todas reservadas”, a lo que le respondi,” yo tambien reserve y ahora me queres cambiar a una mesa que no se reserva nunca”.
Al final me dieron la mesa que yo elegi, una mesa para 2.
Salvo este detalle de atención y que la comida tardo horrores en llegar, tambien tardo mucho en llegar la cuenta, más allá de eso lo que comimos estuvo muy bien.
Soy de los que piensan que las propinas son un reconocimiento a una buena atención, lamentablemente fue el gran punto bajo de la noche, tambien lo fue mi gratitud monetaria.

Referencias | Guia Oleo


FedeC

About FedeC

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant. Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia. También escribo para Con la Panza llena, La gastronomie, Auto en miniatura y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*