Mousse de salsa de tomates


2 tazas de salsa de tomates licuada
2 sobres de gelatina sin sabor
1 taza de agua fría
3 yemas batidas
1 cda de fécula disuelta en un poco de leche fría

Poner en un recipiente chico, 1/2 taza de agua fría y espolvorear la gelatina, dejar hidratar.
Una vez hidratada poner en una cacerola junto con la salsa licuada, las yemas, la fécula y el resto de agua, llevar a fuego suave hasta que llegue a punto de hervor, revolviendo siempre.
Retirar del fuego y dejar enfriar sin que llegue a coagular, agregar
1 taza de mayonesa

Batir 3 claras a nieve con 1 cda de azúcar
poner la preparación anterior sobre las claras batidas, incorporándolo siempre en forma lenta y envolvente.

Verter la preparación en una budinera mojada y llevar a la heladera, dejar en el frío un mínimo de 4 horas, antes de desmoldar.
Cuando la vamos a desmoldar, antes, pasamos el fondo de la budinera por la llama, ponemos sobre una fuente y decoramos alrededor con hojas de berro y rodajas de huevo duro.


FedeC

About FedeC

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant.
Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia.
También escribo para Con la Panza llena, La gastronomie, Auto en miniatura y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais