Rosquetes de San Isidro

3 huevos,
2 yemas,
100 gr de azúcar,
5 gr de anís o un par de cucharadas de licor de anís,
130 gr de aceite de oliva,
330 gr de harina,
un poco más de harina para terminar la masa.

Para la coberturas
un huevo
dos yemas.

Mezclar las yemas y los huevos con el azúcar hasta que resulte ligeramente espumosa. A continuación añadir el anís y el aceite y mezclar bien.

A continuación tamizar la harina y formar un volcán donde echaremos la mezcla anterior. Trabajarla bien, incorporando la harina poco a poco y restregando bien la mesa para despegar la masa. La masa debe resultar blanda y no se debe pegar a la mesa. Si es necesario añadir un poco más de harina. Finalmente aceitar la mesa y la masa, dejar reposar unos minutos.

Dividir la masa en cuatro partes. Aceitarnos las manos y amasar bien cada porción. Si se utiliza aceite de oliva no se notaran muchos cambios en la masa. Si se utiliza otro tipo de aceite refinado, la masa debería cambiar de color ligeramente, tendiendo a quedarse más clara. En ese punto mezclar todas las porciones de nuevo.

Tomar porciones de unos 70 u 80 gr aproximadamente. Amasar, formamos un cilindro de 1 cm de diámetro y cerrar, uniendo los extremos para formar una rosquete. Poner en una placa de horno.

Pintar cada rosquete con el baño y volver a pintar a los cinco minutos.

Cocer las rosquetes en el horno precalentado a 225 ºC. El tiempo es aproximado, más o menos serán unos 20 minutos. El color debe ser dorado fuerte y deben agrietarse ligeramente.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*