Jengibre confitado 2


Me gusta el jengibre, me gusta comerlo asi como viene, apenas pelado, cortado en rodajitas como si fueran caramelos, me gusta en casi toda preparacion, su gustito especiado, fresco y picante.
Me gusta en caramelos, en te, y tambien confitado, es como comer una caramelo de goma pero de jengibre.

Ayer decidí ir a comprar confitado en alguna dietética, fui a una muy grande sobre la avenida Cordoba, en la puerta un cartel decia algo asi como que” se atendia con una sonrisa y que las preguntas no molestan”. Perfecto pense, aca me van a poder atender bien.

No habia terminado de entrar, que una chica se acercó a atenderme, le dije que buscaba Jengibre confitado.
Y me trajo un paquete de caramelos de Jengibre, como los que venden en el barrio chino (y que, obviamente, también tengo en casa), le explique que no era lo que buscaba, que no eran caramelos, sino que es un jengibre confitado, que viene en cubitos escarchado en azucar.se fue con los caramelos y volvión con otro paquete de los mismos pero con azúcar.
Le dije que quizas no me habia expresado bien, que no son caramelos, que son como si fuese la fruta confitada pero de jengibre.
Se fue, al rato viene con el que pareciá ser el dueño, le comento que era lo que buscaba, y me trae el mismo paquete de caramelos de la primera vez, le explico lo mismo que a la chica, le comento que se suele usar para reposteria, que no es un caramelo duro.
Me comenta que lo que puedo utilizar es te de jengibre que es lo que habitualmente se utiliza en estos casos.
me pregunta si la receta que vi que lo utiliza es de una publicacion española, y antes que responda me aclara “aca no vas a encontrar el jengibre asi, es lo que pasa con las recetas españolas usan ingredientes que no se consiguen en argentina”, me pareció que contestarle con que yo tengo un frasquito en mi especiero con jengibre confitado comprado en otra dietetica iba a sonar tan pedante como su explicación de los ingredientes de las recetas “españolas”.
Agradecí el consejo (y la “tan buena onda”) y me retieré. cerre la puerta, me reí para mis adentros sobre el cartel de la puerta y seguí en mi busqueda, 30 minutos más tarde conseguía el tan buscado jengibre confitado.

Para evitar encontrate con personas que atienden con una sonrisa y te dicen que el jengibre confitado es algo de ficción creado para recetas españolas, acá hay otra receta

jengibreconfitJengibre Confitado

200 gramos de jengibre pelado,
800 gramos de azúcar (y un poco más para terminarlo),
400 cc de agua.

Cortar el jengibre en rodajas finas, o bastoncitos o dados pequeños.
Poner el jengibre en una cacerola y cubrir con agua, lleva a ebullición y después deja cocer a fuego lento durante una hora aproximadamente, hasta que el jengibre esté bien tierno.
Si se quiere suavizar el sabor se puede cambiar el agua una o dos veces.

Una vez que el jengibre está cocido, escurrir bier.
Preparar un almíbar poniendo al fuego el azúcar y el agua, cuando el azúcar se haya disuelto incorporar el jengibre y dejar cocer a fuego lento durante una hora con la cacerola casi tapada, dejando la tapa ligeramente desplazada.

Pasada esa hora, retirar la tapa y continúar cociendo durante una hora u hora y media, hasta que se haya casi secado el almíbar.
Retira el jengibre poniendolo bien extendido sobre papel vegetal y déjalo enfriar.

Rebozar el jengibre con azúcar y dejar secar destapado.
Se tarda muy poco en estar seco.

Se puede conservar el jengibre confitado en un frasco de vidrio bien cerrado, el azúcar ayuda a que su conservación sea prolongada.


FedeC

About FedeC

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant. Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia. También escribo para Con la Panza llena, La gastronomie, Auto en miniatura y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

2 thoughts on “Jengibre confitado