Volvió el Comprimido, un viaje a la nostalgia

Dicen que todo vuelve, y al parecer esto es cierto.
Alla por los años 80 la fabrica argentina de chocolates Aguila tenia un producto maravilloso, se llamaba Comprimido Aguila y era un chocolate distinto al resto.

De consistencia arenosa pero compacta este chocolate hecho de cacao en polvo era una delicia que apenas se ponía en la boca iba disolviéndose paulatinamente y recordandonos a bebidas chocolatadas como el Nesquik, o el Vascolet.
Comerlo era toda una odisea, cortarlo en pequeños trozos sin que se desarme, ponerlo en la boca y que se vaya disolviendo teniendo cuidado de no atragantarse ya que solia pegarse en la garganta. pero aun asi era una delicia.
Un buen día desaparecieron de los kioscos y nunca mas volvieron.
La Marca Águila fue adquirida por Arcor años después, y nunca más se supo del Comprimido.
Hasta hace unos meses que me entere por distintos foros que alguien lo había visto nuevamente.
Pensé que se trataba de uno de esos mitos urbanos, pero no, ha vuelto.

Cambio su envase, pero sigue siendo el mismo de antes, tal como lo recuerdo y tal como lo siento al comerlo.
El sentir como se disuelve poco a poco, con gusto a bebida chocolatada,  es volver a tener 10, 11, 12 años, recordando cuando era chico, en un ataque de nostalgia ochentosa y chocolatosa.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

6 thoughts on “Volvió el Comprimido, un viaje a la nostalgia”

    • FedeC
    • FedeC