Sopa de tomate y zanahoria

3/4 kilo de tomates peritas maduros
2 cucharadas de manteca
1 cebolla picada
sal, pimienta y nuez moscada, a gusto
3 zanahorias picadas
1 cucharadita de tomillo
2 cubitos de caldo de gallina
1 litro de agua caliente
200 centímetros cúbicos de crema de leche batida a medio punto
ramitas de tomillo para decorar

Hacer un corte en cruz en la parte inferior de los tomates y colocarlos en una cacerola con abundante
agua a punto de ebullición, dejarlos unos segundos hasta que comience a desprenderse la piel. Retirar
con una espumadera, pelarlos y cortarlos en trozos pequeños. Poner la manteca en una cacerola y llevar
al fuego moderado hasta fundir. Añadir la cebolla con una pizca de sal, rehogarlas hasta que estén transparentes. Adicionar los tomates, la zanahoria y el tomillo. Disolver los cubos en un poco de agua
caliente y verter de a poco en la preparación. Cocinar a fuego bajo por 20 minutos o hasta que tenga una
consistencia espesa. Retirar y poner en la licuadora hasta formar una crema. Llevar nuevamente al fuego
y dejar que recupere el hervor. Condimentar con la sal, la pimienta y la nuez moscada. En el momento de
servir, ubicar en el centro del plato un poco de crema y decorar con ramitas de tomillo fresco.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*