Jibia al cava

Me levante con ganas de comprar Jibia, se que la vendían en el Mercado Chino de Belgrano y hacia ahí partí.
Como siempre que voy al Mercado Chino de Belgrano hago mis paradas obligadas, por pescados suelo ir a Asia Oriental, si lo que busco no esta ahí, entonces me voy a la Casa China del fondo de Arribeños.
Por suerte en Asia Oriental tenían lo que buscaba, la Jibia.
Para el que no sepa que es una Jibia, les cuento que es un molusco marino del orden de los Sepiida. Estos moluscos están estrechamente relacionadas con sus compañeros cefalópodos como pulpos y calamares. Pueden llegar a medir entre 20 y 60 cm.
Poseen el cuerpo un tanto aplanado y los tentáculos distribuidos en pares en torno a la boca. Un par de estos es más largo que los demás y sirve para capturar las presas. El animal suele nadar por medio de unas delgadas aletas que rodean su cuerpo, pero también cubre cortas distancias a gran velocidad emitiendo un chorro de agua a presión a través de una abertura corporal (sifón) que tiene detrás de la cabeza. Ese mismo sifón le sirve  (al igual que el calamar o pulpo), para escupir un chorro de tinta para oscurecer el agua y eludir a sus enemigos.]
Otros nombres que se les da a la Jibia son:  sepia, Xibia, Choco

La Jibia que compre pesaba cerca de un kilo, y el precio era por demás tentador en comparación a los calamares y ni que hablar al pulpo.
Asi que volví a mi casa contento y con ganas de preparalo de alguna sabrosa manera.

La receta elegida es esta, algo simple ideal para acompañar con unas papas fritas, o en mi caso por unas papas hervidas con un poco de un buen aceite de oliva español.

1 k. de jibia.
Cava.
1 cebolla mediana.
Aceite de oliva.
1 diente de ajo.
Agua.
Pimienta negra en grano.
Sal.
1 hoja de laurel.
Perejil.

Trocear la jibia, en dados y reservar.
En una cacerola echar aceite y freír la cebolla picadita y el ajo picado, removiendo a fuego medio. Después agregar la hoja de laurel, 6 granitos de pimienta negra y un poco de sal.
Cuando esté frito, se le añade la jibia troceada, mover  y esperar a que se consuma el agua que suelta. Cuando se haya evaporado ese agua añadir el medio vaso de cava seco, un vaso pequeño de agua más y dejar cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que el caldo se quede en menos de la mitad (más o menos).
Cuando esté hecha espolvorear perejil picado por encima y acompañar con papas fritas

Nota: hay que tener en cuenta que la jibia suelta mucha agua al hervir, por lo que hay que dejar que se consuma bastante.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*