Albóndigas de queso

1/4 litro de agua
Sal
1/2 litro de leche descremada
150 gramos de sémola
125 gramos de queso magro fundido
Pimienta y nuez moscada, a gusto
2 claras de huevo
Pimienta blanca recién molida, a gusto
2 tazas de salsa de tomate

Poner a hervir el agua con una pizca de sal y la leche descremada. Incorporar al líquido la sémola, revolviendo constantemente, y dejar cocinar durante 10 minutos.
Agregar a la masa anterior el queso cortado en daditos pequeños y mezclar bien. Aderezar con pimienta y nuez moscada a gusto.
Dejar que se enfríe e incorpora las claras batidas a punto de nieve. Poner a hervir agua en una olla. Formar las albóndigas con la ayuda de dos cucharas, colocarlas en el agua hirviendo y dejarlas cocinar durante 10 minutos.
Servir calientes con la salsa de tomate.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*